¿Qué es la moda rápida? 5 alternativas sostenibles

Salir de tiendas se ha convertido en un plan de ocio habitual para aquellas personas que actualizan su fondo de armario con alguna nueva tendencia. La oferta de puntos de venta que ofrecen prendas por un coste muy económico actualiza los escaparates con novedades habituales.

Existe un concepto que expresa el impacto que esta forma de producción por parte de los comercios y de consumo por los clientes produce en el medio ambiente: la moda rápida. Desde el punto de vista del cliente, este concepto expresa el breve ciclo de vida de una prenda una vez que ha sido adquirida por el consumidor.

Es decir, este tipo de inversión no tiene la visión del largo plazo, como ocurre cuando compras un básico de fondo de armario para crear distintos looks, sino que el número de veces que la persona utiliza realmente la prenda es muy reducido. Pronto podrá adquirir otra prenda diferente por un coste también económico.

Cómo potenciar el consumo responsable en la moda

Cómo potenciar el consumo responsable en la moda

¿Y cuáles son las alternativas sostenibles que puedes poner en práctica ante este incremento de la moda rápida?

1. Arreglar prendas de ropa. En algunos casos, solo es necesario hacer algún tipo de arreglo para que un diseño quede como nuevo.

2. Regalar la ropa que no utilizas. Tal vez puedas compartir tu vestidor con un familiar o un amigo para prolongar la vida útil de dichas prendas una vez que dejes de utilizar esas propuestas. También puedes donar las prendas que estén en buen estado a una entidad que solicite este tipo de colaboración.

3. Consumo responsable. Al pagar por el precio de un producto, conviene observar el precio como un concepto que no solo define el valor de la prenda. Es decir, los profesionales que han intervenido en el proceso de elaboración del producto merecen recibir un salario digno por esta dedicación.

4. Tiendas de ropa de segunda mano. Estos puntos de venta ofrecen un catálogo de diseños con estilo, por un coste más económico. La venta de segunda mano también ha evolucionado con el comercio electrónico. Encontrarás puntos de venta especializados en Internet.

5. Tiendas de ropa de alquiler. No solo puedes encontrar prendas de ropa de segunda mano, sino también propuestas de alquiler. Aunque la oferta en este sector no es elevada, sí puedes encontrar algunos proyectos especializados que ponen a disposición del cliente prendas que pueden alquilar. Por ejemplo, tiendas con prendas para ocasiones especiales.

6. Cuida las prendas que tienes en el armario al margen de cuál sea su precio. Intenta potenciar la duración del producto a través de un adecuado mantenimiento. Uno de los posibles errores es no dar la misma importancia al cuidado de un producto porque su precio fue económico.

7. Curso de costura. Tal vez te apetezca tener unas nociones sobre este tema para elaborar tus propias prendas de ropa dedicando tiempo y atención a los detalles.

Por tanto, la moda rápida ofrece novedades continuas al consumidor. Pero también podemos reflexionar sobre otras opciones interesantes en el universo de la moda para adoptar un consumo responsable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here