Turismo gastronómico

La vida se compone de diferentes momentos. Instantes que tienen la forma de experiencias. Algunas de ellas gastronómicas. Es una tendencia cada vez más frecuente en la actualidad para quien, por ejemplo, visita un restaurante durante un fin de semana para disfrutar de una cena en pareja o con amigos.

También, una propuesta de interés en un viaje a un nuevo destino. Este tipo de experiencia tiene un carácter integral, es decir, la valoración final de quien ha disfrutado de ese momento depende de la suma de diferentes aspectos que han formado parte de esa rutina.

Además de la oferta de platos disponibles, otros aspectos también son esenciales, por ejemplo, la estética del local, la ambientación, la puntualidad en la atención y la comunicación con el cliente, son otros matices que también completan esta vivencia temática.

Este tipo de propuesta ofrece una fórmula diferencial para romper la rutina a través del descubrimiento de un nuevo local que presenta ante el cliente una idea interesante. La calidad es la máxima expresión de una experiencia de estas características en la que no solo importa el menú elaborado en sí mismo, sino también, su forma de presentarlo. El emplatado es la primera imagen que el cliente percibe de esa receta que va a degustar.

Turismo gastronómico

Existen diferentes tipos de experiencias gastronómicas. Desde el punto de vista turístico, existen diferentes formas de conocer un lugar. Como turista no solo puedes adentrarte en la belleza de un nuevo destino a través del arte, sus paisajes, sus tradiciones, sus monumentos o arquitectura, sino también mediante su propuesta gastronómica (que integra productos de la tierra y recetas tradicionales). El factor sorpresa y la innovación son ingredientes habituales en esta búsqueda de diferenciación de una carta.

El concepto de experiencia gastronómica no solo interesa a aquellos comensales que, en algunos casos, se convierten en clientes habituales de un restaurante. Sino también, para aquellos negocios especializados en el ámbito de la restauración que, más allá del marketing, deben diferenciar su propuesta de valor teniendo en cuenta cuál es su público objetivo.

Turismo gastronómico

Cajas regalo de gastronomía

Las experiencias gastronómicas también se convierten en una excelente idea de regalo para sorprender a alguien especial. Esta experiencia que alimenta los sentidos también adquiere la forma de una celebración a través de la oferta de cajas regalo de gastronomía. Un contenido que recibe el destinatario de una sorpresa que podrá disfrutar en el momento que desee.

Esta caja regalo ofrece el formato perfecto para este tipo de experiencia que puede ser una fórmula de inspiración para sorprender a la pareja en San Valentín, invitarle a disfrutar de un momento distinto en el cumpleaños o convertir en especial cualquier día diferente.

La experiencia gastronómica también se comparte, potenciando la comunicación y el diálogo a través de un momento relajante de ilusión.

Picnic

Existen distintos tipos de experiencias gastronómicas. Una de las que volverá a tomar protagonismo durante la próxima primavera es el picnic. El escenario natural se convierte en el espacio ideal para degustar un menú para la ocasión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here