10 consejos para vivir un verano sostenible

El verano te inspira con la expectativa de viajes, planes y momentos que has estado esperando hasta esta nueva etapa. En Tu Vida Eco te damos diez consejos para vivir un verano sostenible.

1. Invierte en cultura durante tu viaje

Alimenta tu corazón con el conocimiento inherente a un viaje o a los planes organizados en el entorno próximo. Una cultura que abre sus puertas en forma de experiencias concretas como la visita a un museo, la elección de un libro en una librería, el disfrute de una película, la realización de un curso de verano…

Frente a aquello que resulta efímero, invierte en experiencias que producen una felicidad más permanente.

2. Conecta con el aquí y el ahora

Uno de los aspectos más esenciales, en relación con la búsqueda de la felicidad, es el encuentro con aquello que ocurre aquí y ahora.

Cuando alimentas esta atención plena que te hace sentir el regalo del presente, muchos otros aspectos que resultan totalmente superficiales, adquieren una visión diferente desde la luz que produce este orden de prioridades.

Disfruta del verano

3. Disfruta del placer de caminar

Los largos días de luz del verano te ofrecen el escenario ideal para reforzar el contacto con el exterior. Esta es una buena ocasión para pasear tanto en el entorno habitual, como en el destino de un viaje.

Disfruta del placer de caminar, incluso, improvisando algunas de estas rutas que no están condicionadas por la urgencia de estar en una hora en concreto en un lugar específico. Es decir, aprende a fluir.

4. Observa la belleza de la naturaleza

Y, además, cuida de ella para que otras personas puedan sentir el regalo de contemplar dicha perfección. Para vivir un verano sostenible, reflexiona sobre tu propia huella en el mundo. Observa la belleza de la naturaleza pero, además, recuerda que tú eres protagonista de ese espectáculo

5. Recupera la bicicleta

Muchas personas se desplazan habitualmente utilizando este medio de transporte, mientras que en otros casos, la bicicleta se convierte en la protagonista del verano en pueblos y ciudades. La bicicleta vintage es tendencia.

6. Aprende nuevos hábitos

Desde un punto de vista existencial, la reflexión estival te ayuda a profundizar en tu propia vida para poner en perspectiva aquello que es importante para ti, qué metas quieres alcanzar, qué cuestiones quieres modificar en tu estilo de vida y qué te hace feliz. En relación con este propósito de vivir un verano sostenible, puedes marcarte la meta de aprender nuevos hábitos.

7. No necesitas fotografiarlo todo

Las fotografías te ayudan a conservar bonitos recuerdos de experiencias estivales, pero un instante no necesita ser capturado para ser perfecto. Lo verdaderamente importante es que lo vivas de forma consciente. La tecnología es un recurso, pero no es un fin absoluto.

Conversaciones sobre sostenibilidad

8. Conversaciones sobre sostenibilidad

El verano es un periodo de amistad y familia. Un periodo en el que recuperar el placer de las conversaciones. Y uno de los temas a tener en cuenta es la sostenibilidad y el cuidado de la naturaleza como una responsabilidad compartida.

9. Haz compras prácticas en las rebajas

Los grandes descuentos en los escaparates de las tiendas no son sinónimo de consumismo. Comprar por comprar en rebajas conduce a la acumulación de cosas.

10. Voluntariado ambiental

Uno de los regalos del verano es el tiempo libre. Tal vez quieras dedicar un tiempo a ser voluntario en un proyecto ambiental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here