Poner amor en aquello que haces

Los cambios más profundos que se producen en nuestra vida nacen del interior. Y esto es algo que podemos poner en valor en cualquier momento, pero es un mensaje de empoderamiento que adquiere una luz especial en la actualidad. Vivimos inmersos en el cambio pero también podemos encontrar el arraigo de nuestra fortaleza interior. Existe un concepto que tal vez te inspire esperanza, seguridad y bienestar en esta nueva etapa.

El término meraki, de origen griego, pone en valor la pasión, el amor, el compromiso, la ilusión y la creatividad que imprimes en aquello que haces en tu día a día, incluso en aquellas acciones más sencillas. De este modo, te comunicas a través de tus acciones y dejas una huella de amor en ellas. ¿Cómo poner amor en aquello que haces? En Tu Vida Eco te damos algunas ideas.

1. No esperes a que las circunstancias sean ideales para ser feliz

En un periodo como el actual, cuando el cambio forma parte de nuestra realidad de un modo tan nítido, convivimos con la incertidumbre al mirar al futuro. Pero esta situación también nos aporta una lección valiosa: es esencial vivir el presente.

Por ello, no debemos esperar a que todo en nuestra vida se ajuste a nuestros deseos para poder expresar este amor que sentimos por aquello que hacemos.

2. Observa la eternidad del instante

La percepción de la brevedad de la vida es una experiencia existencial que todo ser humano puede descubrir cuando observa la rapidez del paso de los años. Sin embargo, más allá del fluir del tiempo, existen instantes sencillos que expresan una metáfora de la eternidad por la atención plena con la que tú vives ese fragmento de tiempo.

¿Cómo poner amor en aquello que haces? Observa la diferencia que existe aquí y ahora entre una acción que realizas de forma rutinaria y un propósito con sentido.

3. Reduce las excusas de tu vocabulario

Podemos encontrar múltiples excusas que nos desmotiven en este objetivo de poner creatividad en aquello que hacemos. Ese tipo de discurso nos lleva al desánimo y el pesimismo. Y, sin embargo, los seres humanos también podemos observar nuestra capacidad de superarnos en situaciones de dificultad.

Reduce las excusas de tu vocabulario si este tipo de discurso es frecuente en ti, pero tampoco te obligues a ser perfecto. Simplemente, fluye y conecta con la realidad del ser.

4. Siente el amor que te rodea

¿Vives enfocado en la carencia de aquello que no es como te gustaría o conectas con la abundancia de la gratitud? Siente el amor que te rodea y que te acompaña. Durante un paseo, por el campo, recibe el regalo de aquellos colores, contrastes, experiencias, libertad y sensaciones que te abrazan con fuerza.

5. Asume tu compromiso con un propósito

Frente a la debilidad de aquellas decisiones que no se mantienen en el tiempo, existe un compromiso libremente asumido que puede manifestarse en el amor, la amistad, la solidaridad, la realización personal, el desarrollo profesional y el cuidado de la naturaleza, entre otros muchos aspectos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here