Dormitorio slow deco

Los detalles de decoración visten la estética de una casa que está directamente vinculada con su protagonista. Es decir, tu vivienda habla de ti a través de la historia descrita por el lenguaje del interiorismo.

Así como el estilo nórdico crea entornos luminosos que ofrecen un ambiente cálido durante los días más fríos del invierno, encontrando en el interior del salón un agradable refugio de ocio en esta temporada del año, del mismo modo, la inspiración slow deco es aquella que crea espacios de armonía y calma en un momento en el que la prisa es tan frecuente en el estilo de vida. De este modo, cuando llegas a tu hogar, te sumerges en tu zona de confort y del bienestar que te aporta sentirte parte de ese lugar.

Cuando tu casa es tu zona de confort

De este modo, la decoración ofrece una respuesta más pausada a un estilo de vida en el que, a veces, nos alejamos del presente por estar más atentos de todo aquello que todavía está pendiente de realizar. Por ejemplo, el cumplimiento de un próximo plazo en la entrega de un proyecto.

La decoración slow deco cuida la belleza de todas las estancias de la casa poniendo el acento en el componente emocional. Por ejemplo, esta inspiración aplicada al dormitorio tiene el objetivo de crear un agradable lugar de descanso mediante la elección de una gama cromática que, desde el punto de vista de la colorterapia, produce este efecto relajante.

¿Cuáles son las fortalezas de esta propuesta de interiorismo? Esta propuesta creativa pone en el centro a la persona como protagonista de ese espacio en el que va a vivir nuevos momentos.

De este modo, cada espacio responde a las necesidades de quien personaliza ese lugar con su propia historia. Esta propuesta de decoración que crea estancias con encanto va más allá del interiorismo en sí mismo ya que también se adentra en la búsqueda de la felicidad.

Y un ejemplo de experiencia feliz es aquella que sientes cada día cuando vuelves de nuevo a tu hogar.

Tendencia slow deco

Consejos para una decoración slow deco

  1. Refuerza el espacio de almacenaje a través del mobiliario para ganar orden en cada una de las estancias. El orden expresa armonía y este concepto, a su vez, refuerza el bienestar personal.
  2. Minimalismo. Este concepto se sintetiza en una fórmula que todos hemos escuchado en numerosas ocasiones: menos es más. Esta propuesta refuerza la amplitud de espacios desde la sencillez.
  3. El diseño y la funcionalidad crean espacios prácticos que unifican la belleza de la estética con el aspecto práctico de un lugar vivido. Elabora un análisis de necesidades de decoración para diseñar cada estancia desde la expectativa de esta base previa.
  4. Decoración con flores y plantas. La belleza de la naturaleza se integra en el corazón del hogar mediante la presencia de estos detalles florales.
  5. Luz natural. Potencia no solo la luz de cada zona, sino también, las vistas de aquella estancia que se observan desde el interior como una obra de arte.

Slow Deco para potenciar la felicidad en casa mediante el diseño de lugares con encanto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here