Ventajas de vivir sin coche

A veces, observamos la realidad de forma lineal. Los atascos de tráfico que se forman a primera hora del día en las ciudades son un reflejo de una tendencia: el vehículo es un bien necesario en muchos casos. Pero eso no significa que tener un coche sea imprescindible en cualquier situación. ¿Cuáles son las ventajas de no tener un automóvil?

1. Ahorro

Más allá de la inversión inicial en la compra de un vehículo, existen unos gastos asociados a la conducción que tienen un alcance significativo a lo largo del año. Conviene valorar este ahorro, especialmente, en aquellos casos en los que la persona no necesita desplazarse en coche cada día para ir al trabajo o para realizar otros desplazamientos.

2. Reducción de gastos inesperados

Cuando planificas tu presupuesto mensual, realiza una previsión con la expectativa de que este guion se concrete en la realidad de las próximas semanas. Pero, como bien sabes por tu propia experiencia, surgen distintos gastos inesperados y urgentes que rompen con lo expuesto en dicho presupuesto.

Por ejemplo, una avería en el hogar. Pues bien, una de las ventajas de no tener coche es que reduces el número de posibles imprevistos de este tipo que tienen un coste añadido.

3. No necesitas una plaza de garaje

Continuando con esta lista de reducción de gastos, existen decisiones que con frecuencia están unidas. Una vez que el conductor posee su vehículo, quiere tener un espacio seguro para aparcarlo cada día. Una plaza de garaje que queda en un tercer plano para aquel que, directamente, no posee un vehículo propio.

4. Alquilar un coche cuando lo necesites

Tener un vehículo también aporta numerosas ventajas. Sin embargo, es positivo observar la realidad desde la flexibilidad que tienen los matices. Por ejemplo, quizá puedas desplazarte en bicicleta, a lo mejor compartes coche con un compañero de trabajo para ir a la oficina (mientras tú asumes el coste de parte de la gasolina) o tal vez disfrutes de la comodidad del servicio de autobús.

Además de ello, si necesitas un coche, también tendrás la posibilidad de alquilarlo durante el tiempo que precises.

Ventajas de vivir sin coche

5. Estilo de vida activo

Tener un estilo de vida activo depende, principalmente, de la propia actitud. El sedentarismo va más allá de esta cuestión. Sin embargo, al no tener coche, encontrarás una motivación necesaria para caminar en los desplazamientos habituales que realizas por tu zona.

Además de las ventajas ya enumeradas en este artículo, también conviene sumar un beneficio muy importante: la sostenibilidad a partir de la reducción de la contaminación. Para poner en su contexto las ventajas de no tener un vehículo propio es importante realizar este balance desde el análisis de cada caso.

No tener un coche aporta aprendizajes a partir de esta experiencia. Y es que, un bien que a priori parece indispensable, no lo es realmente como muestra el ejemplo de tantas personas con trabajo que no han invertido en esta compra. ¿Cuál es tu opinión sobre este tema y qué mensaje te gustaría compartir para enriquecer este texto?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here