7 motivos para regalar un árbol a un ser querido

Existen muchas fechas especiales que, a lo largo del año, muestran la ilusión que producen los motivos de celebración. Por ejemplo, un cumpleaños, el nacimiento de un niño, una boda… Los regalos, además de las palabras, expresan el afecto hacia el protagonista de ese momento especial.

Los escaparates de las tiendas muestran un catálogo infinito de detalles y sorpresas. ¿Pero cómo elegir una sorpresa que tenga un valor sentimental? En Tu Vida Eco te hacemos una sugerencia: regalar un árbol a un ser querido. Y, a continuación, te contamos los motivos para hacerlo.

1. Símbolo del amor o la amistad

¿Cuál es el vínculo que te une a esa persona? El árbol puede simbolizar la unión tan fuerte que existe entre vosotros, es decir, la raíz de este lazo que ambos cuidáis con vuestro compromiso.

2. Regalar vida

Las celebraciones especiales son un ejemplo de fechas que señalan un momento destacado en la biografía del protagonista. ¿Y qué mejor iniciativa que ofrecer más vida a la propia vida mediante este regalo sostenible?

3. Pequeñas acciones que inspiran

Las pequeñas acciones no solo influyen en el cuidado de la naturaleza sino también en la propia vida. Los gestos más sencillos influyen en el cuidado de la naturaleza, pero los detalles también producen huella en los vínculos interpersonales. El legado de esta historia ocupará un lugar imborrable en la memoria de ambos.

4. Regalar esperanza

Cuando acompañas a una persona cercana en la celebración de una fecha significativa, celebras la vida a su lado. Pero el vínculo que te une a esa persona también tiene una evolución a nivel potencial. Un árbol que crece es un ejemplo de esperanza. Un árbol que da sombra y acompaña.

7 motivos para regalar un árbol a un ser querido

5. Naturaleza

Cuando una persona es importante para ti, deseas que sea feliz. Por ello, deseas que disfrute de experiencias que alimentan su bienestar, por ejemplo, el contacto con la naturaleza. Este es uno de los motivos por los que regalar un árbol es una experiencia inolvidable: una sorpresa sostenible que hará sentir único e irrepetible a aquel que desvele esta iniciativa.

6. Evitar el consumismo en las celebraciones especiales

Existen fechas en las que la elección de un regalo puede derivar en el consumismo de comprar un artículo que no sorprende verdaderamente a quien lo recibe. Regalar un árbol es una inversión de felicidad que permite abrazar este legado a quien recibe un regalo único e inolvidable.

7. Acompaña este regalo con una dedicatoria

Existen muchos regalos que pueden personalizarse con un mensaje dedicado a su protagonista. Un libro, un ramo de flores y, por supuesto, un árbol. Un árbol que te inspira aquellas palabras que quieres hacer llegar este ser querido.

¿Te apetece regalar un árbol en un próximo cumpleaños? Existen proyectos que te permiten hacer realidad esta iniciativa. AguaBosque es un ejemplo de ello, visita su web para conocer cómo puedes generar un gran impacto en el mundo con una acción mínima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here