Practicar yoga en la playa: 5 beneficios de esta tendencia

El yoga es una disciplina que durante los meses de temperaturas agradables puede disfrutarse en espacios de exterior como el jardín de casa o la playa. La playa es un destino de vacaciones durante el verano pero, además, es un escenario que propicia este encuentro con esta imagen de naturaleza. Practicar yoga en la playa: 5 beneficios de esta tendencia wellness que podrás disfrutar en el futuro cuando la rutina recupere su normalidad. En este artículo te contamos las sensaciones de esta experiencia.

1. Escuchar el sonido del mar

Este paisaje de naturaleza no solo alimenta tu bienestar con la belleza de sus colores mediante la metáfora visual del infinito del mar, sino que también favorece la estimulación auditiva de un sonido relajante que crea una atmósfera de bienestar para practicar yoga.

Realizar distintas actividades en contacto con la naturaleza durante la primavera es una propuesta de ocio habitual. Y el yoga es una posible actividad.

2. Contacto con el presente

Uno de los beneficios del yoga es la conexión con el presente mediante la presencia consciente. El yoga en la playa propicia este encuentro con el ahora en un escenario que propicia este contacto con la naturaleza que es tan nutritivo para el ser humano.

El escenario en el que disfrutas de esta experiencia es valioso durante la primavera. Una estación en la que las temperaturas son más agradables y los días más largos que en invierno.

3. Sales fuera de tu zona de confort

Si practicas yoga de manera frecuente, si esta disciplina forma parte de tu estilo de vida wellness, cuando te trasladas a la playa sales fuera de tu rutina habitual. Y esta experiencia es positiva en sí misma. El escenario cambia y, por tanto, tú también te posicionas en un nuevo horizonte. La playa tiene ingredientes únicos como la luz natural.

Sales de tu zona de confort y te alejas del escenario habitual, sin embargo, es recomendable que intentes buscar un lugar y un horario en el que la playa está tranquila. De este modo, te resultará más sencillo concentrarte en tu objetivo.

4. Cuidado cuerpo y mente

Un estilo de vida wellness es aquel que pone el acento en este equilibrio integral, añadiendo, además, el componente emocional. El yoga es una disciplina que fortalece este bienestar holístico del ser humano que experimenta el encuentro consciente con este paisaje de naturaleza. Los beneficios de este cuidado incrementan tu resiliencia en la superación de dificultades cotidianas de la vida.

Practicar yoga en la playa

5. Una fuente de vitamina D

Finalmente, después de haber expuesto los distintos beneficios que el yoga al aire libre produce en este contacto con la naturaleza, recordamos uno muy importante: es una fuente de vitamina D. La luz del sol es una fuente de vitamina D para el ser humano. Recuerda que también es muy importante cuidar la piel ante esta exposición.

Si te apetece practicar yoga en la playa, a continuación puedes obtener algunas ideas para descubrir esta experiencia de bienestar. Estos ejercicios están orientados a realizar ejercicio en pareja. Compartir esta experiencia en compañía de otra persona, también te aporta una fuente de motivación externa. En estos días de tiempo en casa, la tecnología te permite observar el paisaje del mar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here